¿Qué tipos de apuestas se pueden hacer?

clases de apuestasCuanto la gente piensa en el tipo de apuesta que podemos hacer siempre nos viene a la cabeza el apostar a ganar o perder.

Sin embargo, si nos ponemos a pensar un poco más los tipos de apuestas que podemos hacer son muchas más, desde el número de goles o puntos, hasta la duración de un evento.

El límite de los tipos de apuestas depende de nuestra imaginación.

Lo interesante de que haya tantos tipos de apuestas es que con ello aumentan de manera dramática las posibilidades de realizar diferentes tipos de estrategias y técnicas.

Es posible que podamos encontrar las mejores oportunidades de arbitraje en los tipos de apuestas más inesperados.

Vamos a ver los tipos de apuestas más conocidas.

Tipos de apuestas deportivas

1 Apuestas al resultado

Este es el tipo de apuesta más común. Lo que en fútbol sería el clásico: 1X2. Esto es, ahí tienes un 33,3% de posibilidades, y en baloncesto o tenis tendrías un 50% (menos la tasa de la casa).

¿Quién ganará al final? ¿Ganará el Barcelona, el Real Madrid o empatarán? ¿Ganará Nadal o Federer?

Esto es sencillo. Aquí tendremos que aplicar nuestro conocimiento sobre el deporte o evento particular y poner nuestro dinero en la decisión que pensemos más probable.

Por ser las apuestas más típicas son las que tienen más liquidez, probablemente mejores cuotas, pero también más competencia. Es decir, en este tipo de apuestas será más complicado encontrar oportunidades de arbitraje o buscar “ineficiencias” en el mercado.

Los grandes operadores y bookies tienen estas apuestas bien estudiadas.

2 Apuestas más/menos (over under)

Estas son un tipo de apuestas que se ha vuelto muy popular con los años. Cada vez tienen más seguidores y son muchos los que dicen que son mejores que las apuestas normales de resultado.

En especial son apuestas seguidas por muchos apostadores veteranos que intentan buscar mejores oportunidades en mercados que han sido estudiados menos eficientemente.

Estas apuestas consisten en intentar acertar las diferencias de goles o puntos que se den en los diferentes eventos.

Por ejemplo:

  • Equipo A gana por +1,5

Como podemos ver hay muchas variables posibles y en todos los deportes. Puedes apostar a sets en tenis, puntos en baloncesto, o lo que se les ocurra a los bookies.

3 Apuestas hándicap

El término “apuestas de hándicap” puede que no te suene pero si le pones sentido común y te das cuenta del uso coloquial de la palabra hándicap (jándicap se diría en español) es posible que tengas una noción mejor de lo que es el término.

La palabra hándicap hace referencia a una desventaja. Es decir una persona “handicapped” (en inglés) es alguien que tiene una lesión o disfunción permanente.

En las apuestas es parecido. Este término sirve para asignar una desventaja a uno de los contendientes, normalmente el que es mejor. De esta manera se suelen igualar las probabilidades de que gane uno u otro.

Un ejemplo de esto podría ser un equipo que es mucho mejor que otro y al asignársele un hándicap de uno o dos goles en contra le “fuerza” a ganar por 2 o 3 goles. Esto hace que la apuesta se vuelva más igualada, con unas odds cercanas al 50%, por ejemplo.

Las apuestas hándicap más conocidas son el estilo asiático y el europeo.

4 Apuestas simples o sencillas

Este término hace referencia a las apuestas de tipo individual. Es decir, los apostadores realizan una apuesta de las anteriores y esperan un resultado determinado de un solo evento.

Obviamente este es el tipo de apuesta  más común.

Las casas de apuestas determinan los límites mínimos y máximos de las mismas.

5 Apuestas combinadas

Estas apuestas no son más que una combinación de varias apuestas simples. El mínimo son dos apuestas y el máximo dependerá del bookie.

Estas apuestas son muy populares entre muchos apostadores que gustan de ver cuotas altas.

Estas cuotas tan altas se consiguen de multiplicar las cuotas de los diferentes eventos.

Imagina que tenemos 5 partidos con cinco equipos que tienen una cuota a ganar así:

  • Real Madrid: 1,5
  • Valencia: 2
  • Zaragoza: 3
  • Getafe: 5

La cuota de la apuesta combinada en este caso sería de 45 a 1.

Como vemos ya nos da una cuota muy alta. Eso sí, también se reduce drásticamente la probabilidad de ganar.

6 Apuestas personalizadas

Estas apuestas son una nueva modalidad en el mundo de las casas de apuestas, y cada vez son más las que las ofrecen.

Se trata de que el propio jugador pueda diseñar una serie de apuestas sobre un evento y combinarlas de la manera que considere más apropiada.

7 Apuestas en directo

apuestas en vivo

Con estas puedes apostar en medio del evento e incluso cerrar la misma antes de que termine. Esto último es lo que se denomina trading de apuestas y es extremadamente popular en los mercados online, sobre todo en las casas de intercambio, aunque también se puede hacer en cualquier casa.

Al apostar en directo entramos en un juego más dinámico y más complicado porque en el mismo las emociones se vuelven mucho más influyentes. Esto es obvio en eventos como tenis o baloncesto, en los que los resultados de las apuestas varían de manera continua durante el partido. Podemos apostar a un equipo en el primer cuarto cuando va perdiendo y si remonta en el segundo cuarto podemos apostar al otro equipo, de tal manera que nos aseguremos ganar algo en cualquier acontecimiento. Ni que decir que no pienses que esto es tan fácil como suena, pues el apostar en directo dificulta más que podemos pensar de manera meditada, que es como en realidad se consiguen las mejores apuestas.

8 Apuestas pre-partido

Estas son lo opuesto a las anteriores.

Aquí apostamos antes de que empiece el evento.

Por lo tanto, se supone que tenemos mucho más tiempo para pensar bien lo que vamos a hacer.

Por ejemplo, de esta manera podemos aplicar estudios estadísticos complejos y determinar si alguna apuesta está mal valorada por las casas y entonces apostar en consecuencia.

Esto es mucho más complicado de hacer en las apuestas en directo, donde premia la adrenalina del momento. Aquel que sea capaz de controlar la adrenalina tendrá una ventaja en estas últimas.

Ambos tipos de apuesta, el directo y pre-partido, tienen sus seguidores y detractores.

9 Apuestas de sucesos, hechos o estadísticas

Este tipo de apuestas son las que buscan un determinado suceso en cada evento.

Este tipo de sucesos puede ser:

  • Goles o puntos de un jugador o totales
  • Goles o puntos en el primer tiempo
  • Tarjetas amarillas
  • Número de expulsados
  • Córneres
  • Penaltis
  • “Knock out” o “por punto”
  • Cuantos goles se marcarán entre el minuto 0 y el 15:00

Etcétera, etcétera.

Conclusión

Como vemos, tenemos muchas clases de apuestas diferentes.

En algunos eventos podemos encontrar incluso cientos y miles de apuestas. Cuanto más importante sea el partido, más liquidez y por tanto más tipos de apuestas disponibles.

Como dije al comienzo, lo normal es que las apuestas típicas, al resultado, sean las que estén calculadas de una manera más “exacta” por las casas y los bookies internacionales. En estas es complicado ganar dinero a largo plazo, aunque un operador con experiencia y un sistema probabilístico propio de calidad pueden hacer cosas interesantes.

En las apuestas menos típicas, no obstante, se da el caso contrario: que muchas de ellas no tiene un cálculo tan perfecto por parte de las casas porque puede que se les escapen ciertos detalles importantes. La desventaja de este tipo de apuestas atípicas, no obstante, es que las cuotas son peores y por tanto se vuelve también complicado ganar incluso si tenemos un sistema de estudio probabilístico eficiente.

Como siempre, es recomendable el estudiar los mercados de manera muy profunda y nunca dejarse llevar por las emociones. Esto es realmente importante en las apuestas en directo, donde la gente apuesta a lo loco y la mayoría de las cuentas no duran mucho.

Tanto si las apuestas son en directo o si no hay que apostar de manera concienciada y aplicando técnicas cuantitativas (probabilísticas) y cualitativas (psicológicas) para intentar conseguir los mejores resultados. Esto, obviamente, requiere años de estudio y experiencia.

Escoger casas de apuestas con buenas cuotas también ayuda.