¿Qué son las apuestas?

Las apuestas forman parte de la humanidad desde que la misma hizo uso de la razón y empezó con sus andaduras culturales.

Es decir, podemos decir que más o menos cuando empezó la cultura empezaron a haber apuestas.

Apuestas etimología

Esta palabra tiene origen latino y significa más o menos “acción con el objeto de poner una cantidad de dinero para ganar más”.

En el inglés, gamble significa “risky ventura”, es decir, una aventura arriesgada. El término, en esta lengua, proviene de otros más antiguos como gammlen, gamenen o gamenian, los cuales todos tienen que ver con significados relacionados con “jugar juegos”.

Evidentemente, esta palabra implica una acción que lleva a las personas a intentar mejorar su estado anterior mediante la puesta en práctica, en este caso, de una idea con respecto a un evento particular.

Pequeña historia de las apuestas

Las representaciones de las apuestas eran muy populares en el siglo XIX

Para entender un poco mejor la primera afirmación que hacemos, haríamos bien en estudiar un poco la historia de las apuestas, y veríamos como tenemos referencias a las mismas con más de 3.500 años de antigüedad, dándose el caso que incluso Homero se hacían ecos de las mismas.

En particular, lanzar dados y obtener un doble seis era conocido como “el lanzamiento de Afrodita”.

En este sentido, las referencias más claras a las apuestas las podemos encontrar en la misma mitología antigua, pues los casos en los que Zeus, Hades o Poseidón se jugaban el Universo a dados no eran escasos.

Otro caso donde, al parecer, las apuestas eran muy populares era Roma.

Las apuestas sobre peleas o carreras de todo tipo no son solo cosa de ahora, sino que ya en Roma se tienen referencias de apuestas sobre peleas de gladiadores o carreras de caballos y carros.

Pero esto no acaba aquí, pues las apuestas fueron también bien conocidas y documentadas en la China, Egipto, India e Islam antiguos.

Sobre todo tenemos una gran cantidad de referencias en las dinastías chinas.

Como podemos ver, la fuerte presencia de chinos en los salones de “tragaperras” no viene de ahora solamente.

Es más, incluso se han encontrado dados u objetos parecidos que datan del 3.000 o 6.000 A.C. en Mesopotamia, o incluso hace 40.000 años.

Como vemos, el ansia del hombre por jugar e intentar demostrar su pereza en una especie de competición intelectual con otros siempre ha estado ahí.

Las apuestas hoy

Como no, las apuestas continuaron siendo extremadamente populares en los periodos más recientes de la humanidad y todo el mundo conoce que las mismas han sido muy populares en los últimos siglos y décadas.

Cuando pensamos en las apuestas se nos vienen a la cabeza las carreras de caballos, galgos o incluso las peleas de hombres o animales tan populares en muchos sitios.

Hoy en día se siguen realizando ese tipo de apuestas, aunque las de peleas de animales están fuertemente perseguidas por su ilegalidad.

El resto, las de carreras de caballos, perros, combates de boxeo, etcétera, están tan de moda como nunca.

De hecho, nunca hubo tanta facilidad para apostar como ahora, con el acceso generalizado por parte de la población a los diferentes servicios de apuestas desde la comodidad de las casas, pudiendo negociar en cualquier deporte casi a cualquier hora desde casi cualquier rincón del mundo.

En particular, las apuestas son muy famosas y populares en los Estados Unidos, con Las Vegas como centro neurálgico de las mismas y en el Reino Unido, donde podemos encontrar casas de apuestas en casi todas las calles comerciales de las ciudades británicas.

¿Qué son las apuestas?

Técnicamente podemos decir que la apuesta es un acuerdo entre dos partes en el que una de ellas se compromete a pagar a la otra en caso de no acertar.

Por lo tanto, apostar requiere de arriesgar algo, normalmente una suma de dinero, que se jugara contra un oponente en un evento futuro.

Un concepto fundamental de las apuestas y que están tremendamente vinculadas a las mismas son las cuotas.

Las mismas son resultado de un cálculo matemático de mercado entre diferentes oponentes de tal manera que las mismas reflejaran la probabilidad aproximada de ganar de cada oponente y el monto de dinero que se llevaran al final del evento.

Esto no es otra cosa que un ratio que nos va a decir si la apuesta merece la pena o no.

Estas apuestas se originan en el mercado, con los apostadores profesionales posicionando apuestas a un lado y a otro del mercado, de tal manera que se van formando una especie de precios de compra-venta que reflejan las probabilidades de ganar de cada parte.

Por ejemplo, es obvio que las probabilidades de que el Barcelona de futbol gane en su estadio a un equipo que ocupa el último lugar de la liga española, son muy altas, por lo que lo más normal es que la victoria de ese equipo se pague a una cuota muy baja, pues ningún apostador profesional apostaría al equipo contrario a menos que se pague una cifra muy elevada por unidad apostada.

En el mundo de las cuotas de apuestas deportivas tenemos tres sistemas diferentes dependiendo de la región: las cuotas británicas, las estadounidenses y las europeas.

Las mismas son bastante diferentes a la hora de representar a la apuesta.

Por ejemplo, una apuesta europea de 2.00 significa que la probabilidad que asigna el mercado es del 50% (1 entre 2).

Esa misma apuesta en el Reino Unido se representa con un 1/1, y en los Estados Unidos con un +100.

Mas sobre las cuotas aprenderemos en otros apartados.

Por otro lado, hemos de decir que las cuotas funcionan de manera similar a como lo hacen los spreads en los mercados de Bolsa, ya sea en acciones o Forex, y de manera casi igual a como lo hacen los mercados de opciones binarias.

En definitiva, podemos decir que las cuotas no son otra cosa que el precio de la apuesta, con todo lo subjetivo que el término precio sea en este caso.

Otro termino fundamental en el mundo de las apuestas es el conocido en inglés como stake, es decir, la participación o apuesta efectiva realizada.

Esto no es ni nada más ni nada menos que la cantidad que nos jugamos en la apuesta.

Si la misma esta a 1.2 (en formato europeo), quiere decir que si ponemos 10 euros o dólares y la apuesta sale ganadora, habremos ganado 2 de beneficio.

En cuanto a esta cantidad que apostamos, hay una serie de conceptos básicos que deberíamos tener claros sobre la misma, así como técnicas de gestión monetaria que cualquier apostador, desde el novato hasta el avanzado, han de poner en práctica, si quieren sobrevivir a largo plazo en este mundo.

Resumen y consejo final sobre las apuestas

En el mundo de las apuestas hay un tema que es crucial por encima de los demás. Este no es otro que el entender perfectamente las cuotas.

Si no entendemos las cuotas de manera totalmente natural y sin la más mínima duda, haríamos bien en estar alejados de un mundo en el que los números se mueven muy rápido.

Es decir, que las cuotas serán nuestra Biblia en este mundo de las apuestas, pues será mediante el estudio de las mismas que tendremos que buscar nuestras estrategias y tácticas para batir al resto del mercado y bookies.

Para ello haremos bien en estudiar profundamente las cuotas en los diferentes eventos y ver si las mismas son parecidas a eventos anteriores con precedentes estadísticos similares.

Si vemos discrepancias en dichos elementos, entonces es que puede que haya una ineficiencia, y es cuando hay estas fallas de “mercado” cuando nuestras posibilidades de ganar suben.

Por otro lado, también puede ocurrir que tengamos un talento especial para algún deporte y podamos “ver” algunos partidos que el conjunto de los bookies y apostadores.

No obstante, el mundo de las apuestas hay que tomarlo con mucha cautela y nunca dejarnos llevar por impulsos o emociones, para lo cual tendremos que aprender el más duro autocontrol y disciplina.

Gracias por compartir

Deja un comentario