El problema de hacer lays en cuotas bajas en apuestas deportivas

Hoy estaba mirando las cuotas de Betfair de tenis buscando alguna apuesta interesante y me encontré con algo que me hizo recordar el problema de intentar usar los lays para apostar en las casas de intercambio como Betfair, Smarkets o Betdaq.

Era un partido de Nadal contra otro oponente lo suficientemente alejado en la ATP para no presentar ningún problema al tenista español.

El caso es que la cuota del partido tras unos juegos ganados por Nadal estaba de la siguiente manera:

Back Lay
Nadal  1.01 1.02
Oponente 80 100

Como podemos ver el mercado ya daba por ganador casi seguro a Rafael, con un 1.01 ya nos daban que el de Manacor iba a ganar 99 de cada 100 veces.

El lay resultante de esta apuesta estaba, como es de costumbre, a 1,02.

Seguro que muchos apostarían por el lay ahí, pensando que es una apuesta con “valor”.

Sin embargo en el otro lado de la apuesta el back estaba a 80 y el lay a 100.

¿Qué quiere decir eso?

Pues que el mercado estaba dispuesto a pagar 80 unidades por la victoria del oponente de Nadal, Dzumhur (esto lo acabo de buscar ahora).

Es decir, estaba dando a este tenista una posibilidad de 80 para ganar el partido.

¿Qué es lo que ocurre aquí?

Pues que el lay, el más bajo que podemos recibir en las casas de intercambio a ese nivel no nos está pagando de manera correcta, o sea de la manera que sí nos está haciendo el back al contrincante.

Con el lay a 1.02, las posibilidades de ganar de Dzumhur están a un 2%, mientras que con el 80 del back estarían al 1,25%.

O visto de otra manera más clara:

  • Con el back nos estarían pagando 80 unidades por 1 euro arriesgado
  • Con el lay nos estarían pagando 50 unidades con 1 euro arriesgado

¿Vemos el problema que esto trae a los que buscan hacer lays en cuotas bajas de mercado?

Casi sin saberlo, están dejando muchos euros, dólares o libras por el camino.

Otra cosa sería si el lay pudiese bajar de ese 1.02 cuando el back está en 1.01; algo así como 1.01/1.0125.

Con ese spread, más similar al de 80/100 en la otra pata del back de este partido, las cosas estarían igualadas y no tendríamos una posición tan negativa de entrada.

Esto nos lleva a ver la importancia dramática del spread a la hora de apostar.

Este spread es el resultante de la diferencia entre  el precio de compra y venta entre el back y el lay, algo que podremos usar perfectamente en las casas de apuestas de intercambio.

Bien, el spread de un evento que ha llegado a 1.01 suele ser de 1.02.

¿Cuál es el coste del spread ahí?

Pues como podemos ver es una diferencia enorme, del 100%.

Es decir, que los que nos venden a 1.01 nos compran a 1.02 con lo que se están llevando una “comisión” oculta del 100% de la apuesta.

Esto es algo equivalente a lo que vendría a cobrar el Estado español en las apuestas y loterías del Estado.

Aunque perdónenme por comparar un sistema tan vil con uno en el que por lo menos tenemos alguna esperanza matemática de ganar como es en las casas de apuestas, a pesar de esta ocurrencia.

El spread suele decrecer en términos porcentuales a medida que incrementamos la cuota de la apuesta.

Por ejemplo, si este partido de Nadal se coloca en 1.1, podríamos esperar un lay aproximado de 1.11, lo que ya nos estaría dando un spread del 10% sobre el precio, algo más normal a la hora de considerar un “coste de apuesta” aceptable.

En comparación, mercados como el Forex o los futuros nos ofrecen spreads muy bajos en los activos hoy en día, con lo que para hacer trading puro y duro esos mercados son mucho más eficientes.

Por ejemplo, el EURUSD en un buen broker ECN lo podemos encontrar así: 1.18156-1.1816.

Como puedes ver ahí, el coste del spread es extremadamente bajo.

Lays a 1.02 en mercados de apuestas

Volviendo al ejemplo original, está claro que no nos merece la pena apostar por un lay cuando este está a 1.02 y el back correspondiente a 70 u 80, porque estamos perdiendo una cantidad enorme de dinero a largo plazo.

Esto, sin embargo, es algo que solo podemos esperar en partidos o eventos de gran liquidez, como en el tenis es cualquier partido de Nadal o en el baloncesto algún partido de la NBA.

En eventos de liquidez media a baja la mayoría de las ocasiones solemos tener una estructura de apuestas como la siguiente:

Back Lay
Favorito 1.01 1.02
No favorito 50 100

En estos casos, que seguro que los veréis a menudo en los mercados ya podréis ver que el valor del lay a 1.02 es equivalente al del back a 50.

¿Tienen valor esas cuotas?

Sinceramente, esas cuotas no tienen valor, porque el spread, ese coste que el mercado me está añadiendo, es demasiado alto para poder esperar encontrar valor en una cantidad significativa de partidos.

Dentro de ese spread, por ejemplo en 1.013 o en una cuota de 85 ya estaríamos hablando de otra cosa.

El problema aquí está en que esas cuotas no te las ofrece el mercado, bien conocedor de lo que puede ofrecer en la mayoría de las ocasiones.

Esto no quiere decir que en alguna circunstancia o en algún partido específico en que el back-lay del favorito esté a 1.01-1.02 no podamos conseguir valor de hacer una apuesta al lay.

Lo que si tienes que tener claro es que cuando el lay baja mucho, sobre todo a 1.03 o 1.02, el spread se come buena parte de nuestras probabilidades en los eventos de gran liquidez.

Por eso sería mejor si pudierais apostar por el no favorito.

Pero claro, en Betfair, por ejemplo, esto es jugarse dos euros a una probabilidad de 75 o 90; y ya sabemos que con unas cuotas así podemos esperar un drawdown o racha negativa increíblemente largo, cosa que la mayoría de apostadores no pueden soportar, o bien financiera o bien psicológicamente.

Gracias por compartir

Deja un comentario